De enero a abril el país exportó 789.000 t de productos animales

El Senasa realiza muestreos para determinar el estado de enfermedades presentes en la Argentina y revalidar el estatus de aquellas ausentes.

La Argentina ostenta óptimas condiciones zoosanitarias respecto de las diversas enfermedades animales existentes. Esta situación beneficia el sostenimiento de los mercados internacionales y facilita las negociaciones para la apertura de nuevos destinos que gestiona el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

Para ello, los sistemas de vigilancia de enfermedades animales que lidera el Senasa -en los que participan otros organismos públicos y actores privados- constituyen una herramienta fundamental que permiten recolectar información oportuna, confiable y actualizada sobre el comportamiento de eventos sanitarios que involucran a la población animal y los factores que la condicionan.

Los datos obtenidos con la vigilancia le permiten al organismo sanitario nacional prever o detectar cualquier novedad, y orientar las medidas para la prevención y/o el control de enfermedades, así como también elaborar estrategias destinadas a mejorar la salud de las especies susceptibles.

Actores

Un sistema de vigilancia epidemiológica implica la participación de diferentes actores involucrados en la red: veterinarios del Senasa, personal académico y universitario, agentes de parques nacionales y de reservas de especies silvestres, biólogos y especialistas en el manejo de animales producción, entre otros.

Según lo que establece la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA), la vigilancia epidemiológica implica una observación rutinaria acerca de la sanidad, la productividad y los factores ambientales, para brindar información sobre alteraciones en la presentación de las enfermedades, los factores ecológicos relevantes y las acciones requeridas para su control.

Mediante muestreos serológicos de ciertas subpoblaciones animales, la vigilancia epidemiológica activa permite actualizar aquellos datos existentes y/u obtener información que hasta el momento era desconocida. De acuerdo a este sistema, por medio de sus programas sanitarios oficiales, el Senasa implementa muestreos para determinar el grado de situación de las enfermedades presentes en Argentina y revalidar el estatus de aquellas ausentes en nuestro país.

Durante el año pasado, se recolectaron 56.435 muestras que se remitieron al Laboratorio Oficial del organismo para la evaluación y análisis de la situación sanitaria de enfermedades como brucelosis bovina -presente en nuestro país- y para constatar aquellas ausentes, como la fiebre aftosa, influenza aviar, enfermedad de Newcastle, peste porcina clásica, síndrome respiratorio y reproductivo porcino, encefalopatías espongiformes bovinas y enfermedades de los salmónidos.

(Fuente: La Gaceta)

RelacionadoNoticias

Siguiente Noticia

¡BIENVENIDO!

Inicie sesión con su cuenta

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.